Javier Méndez Llera,
SECRETARIO GENERAL DEL
DIRECTOR GENERAL DE LA
Y MIEMBRO DE LA
A
punto de cumplir 50 años de historia, ¿a qué
cambios se ha enfrentado IEAF en este tiempo?
Sin duda, ‘ha llovido mucho’ desde aquel
septiembre de 1965 cuando un grupo de analistas
financieros avanzados a su época y encabezados por
Rafael Termes, constituyeron el Instituto Español de
Analistas Financieros (IEAF). Obviamente, los cam-
bios desde entonces han sido cuantiosos. De aquel
pequeño
club
de selectos analistas e inversores en la
Bolsa española se ha pasado a una organización con
tres grandes actividades: el órgano profesional, el
centro de pensamiento
y la formación financiera.
Con el análisis y los analistas como eje principal, ¿cuán-
to han crecido en este tiempo?
Hoy en día, el órgano profesional (el IEAF en
sí mismo) está compuesto por 1.500 miembros en
toda España y forma parte de la Federación Europea
de Analistas Financieros (EFFAS) con presencia en
28 países y más de 25.000 miembros. El
centro de
pensamiento
lo desarrolla la Fundación de Estudios
Financieros (FEF) desde el año 1991, con una impor-
tante actividad de análisis y trabajos sobre economía,
finanzas y temas de interés general para la sociedad
española. Por último, la Escuela de Formación tiene
la exclusividad en España para las certificaciones
Certified European Analyst
’ y ‘
Certified International
Investment Analyst
’ e implementa un amplio conjunto
de cursos de formación financiera tanto en España
como en Latinoamérica. En general, nuestra misión
y objetivos abarcan el apoyo al colectivo profesional,
el servicio al país con la opinión y los estudios y la
importante y creciente labor de apoyo a la educación
financiera.
¿Y qué quiere decir hoy en día ser analista finan-
ciero?
Nuestros predecesores estaban básicamente
enfocados a analizar las compañías cotizadas o las
salidas a Bolsa, tanto con vistas a la recomenda-
ción a terceros -lo que en jerga se denomina el
sell
side
- como a los efectos de la gestión de carteras
o fondos -el
buy side
. Esto, en todo caso, era muy
limitativo y para nada respondía al contexto del
siglo XXI. Hoy en día, el concepto de analista finan-
ciero que utilizamos es mucho más amplio y rico en
términos de su función económica y social y en sus
cometidos concretos. Hoy el analista financiero,
por supuesto trabaja en el ámbito de los mercados
antes comentado pero, también es un especialista
de la actividad financiera de la empresa: gestionan-
do su tesorería, por ejemplo, estructurando presu-
puestos, gestionando las fuentes de financiación de
la compañía, etc.
¿Y el IEAF cómo contempla esta extensión de los co-
metidos del analista?
Pues como una buena parte de los miembros
del IEAF desarrollan su actividad dentro de las
compañías y para las compañías, lo que hemos he-
cho es ampliar el radio de acción, tanto de nuestras
actividades para los miembros, como de los estu-
dios de nuestro
think tank
hacia áreas estrictamente
de la empresa. Esto incluye varios acuerdos con
terceras organizaciones de nuestro mismo perfil.
Nosotros creemos que no hay actividad empresarial
sin apoyo de las finanzas y que ésta carece de senti-
do si no está absolutamente imbricada en la llama-
da economía real.
Nadie racional invierte sin conocimiento previo de una compañía.
El análisis aporta mucho valor en este proceso decisivo
14
3
ER
TRIMESTRE 2014
BOLSA
en portada
1...,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13 15,16,17,18,19,20,21,22,23,24,...80