Javier Méndez Llera
bertura de valores razonablemente satisfactoria. Tanto
es así que se pueden publicar
consensos
de valoración de
las empresas como media de las opiniones de todas las
casas y podemos decir que nuestro mercado principal
está bien cubierto.
¿Se puede hacer algo para ampliar el análisis a más em-
presas?
Creemos que sí y en esa línea trabajamos. Por
ejemplo BME y el IEAF lanzaron hace unos años el ser-
vicio de análisis independiente InResearch, cuyo obje-
tivo es proporcionar analistas financieros a compañías
que o bien son pequeñas o tienen poca liquidez y, por
tanto, no cuentan con una mínima cobertura de análisis
de terceros que permita a los inversores su seguimien-
to. El servicio se encarga de buscar al analista adecuado,
en términos de conocimiento previo de la empresa y del
sector donde está encuadrada para su estudio detallado.
¿Y cómo es el proceso de análisis utilizando el servicio
InResearch?
El IEAF suministra, por así decir, los analis-
tas más adecuados para cada compañía gracias a
un Registro de Analistas con todos miembros del
Instituto, a los que se convoca cada vez que una
compañía solicita el servicio a la Bolsa. A partir de
ahí, llevamos a cabo un proceso, estricto y reglado,
de selección del profesional idóneo en términos del
conocimiento previo del trabajo a realizar. Una vez
que el analista es elegido, se le apoya a este en la
dirección del estudio a través de un Comité Técnico
de Análisis, compuesto por analistas
seniors
de gran
prestigio en el mercado, revisando el enfoque así
como las herramientas concretas de análisis utiliza-
das. Durante el tiempo de preparación del informe o
informes existe un contacto estrecho entre el ana-
lista y el Comité para asegurar la máxima calidad del
producto final.
¿Se producen fricciones entre las empresas y los analistas
que las siguen?
A veces, lógicamente, puede haber diferencias de
criterio que, sin duda y así debería ser, provocarán tensio-
nes entre las partes. No obstante, la granmayoría de las
cotizadas están en contacto permanente con los analistas,
suministrando información, respondiendo a sus pregun-
tas... así que conocen bien la opinión de los profesionales
que las analizan en cadamomento.
¿Cuando una empresa cotizada está envuelta en algún tipo
de fraude o engaño, tiene reflejo en la confianza sobre todo
el mercado?
Los inversores profesionales y la granmayoría de las
personas físicas que invierten en Bolsa son conscientes de
que se pueden dar casos así. Cuando se producen engaños
o presuntas figuras delictivas de cualquier naturaleza en el
seno de las empresas, el impactomediático es muy impor-
tante y, en el corto plazo, la confianza suele disminuir. Por
desgracia, han existido siempre y no se puede descartar, ni
muchomenos, que vuelvan a aparecer. Pero, ¿se puede de-
cir que la actividad de las Bolsas americanas ha descendido
después de las situaciones creadas por Enron oWorldcomm
hace unos cuantos años? Nadamás lejos de la realidad. Los
mercados han seguido creciendo de formamuy importante,
incluidos los de países emergentes, donde escándalos de
este tipo se producen conmayor asiduidad. Precisamente,
la existencia de analistas profesionales siguiendo a las
compañías, aunque no garantice la desaparición del fraude
empresarial, sirve de freno y alerta anticipada de este tipo
de sucesos en un buen número de casos.
16
3
ER
TRIMESTRE 2014
BOLSA
en portada
1...,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15 17,18,19,20,21,22,23,24,25,26,...80