Table of Contents Table of Contents
Previous Page  39 / 64 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 39 / 64 Next Page
Page Background

¿A QUIÉN AFECTA?

A todas las sociedades cotizadas, entendiendo

por tal a aquellas cuyas acciones están admitidas a ne-

gociación en un mercado secundario oficial de valores

(Artículo 495.1 de la Ley de Sociedades de Capital).

Las recomendaciones del Código de buen gobier-

no están destinadas al conjunto de las sociedades coti-

zadas, con independencia de su tamaño y nivel de capi-

talización (salvo aquellas recomendaciones en las que

expresamente se indica que son de aplicación sólo a las

sociedades cotizadas de mayor capitalización). No cabe

descartar por ello que algunas de sus recomendaciones

puedan acaso resultar poco apropiadas o excesivamen-

te onerosas para las empresas de menor tamaño. Si

ello ocurriera, bastará con que las sociedades afectadas

expliquen debidamente las razones y las opciones ele-

gidas: su libertad y autonomía de organización quedan

plenamente salvaguardadas.

VOLUNTARIEDAD, CON SUJECIÓN AL PRINCIPIO

DE «CUMPLIR O EXPLICAR»

La Comisión de expertos, en atención al man-

dato recibido, desarrolló su trabajo distinguiendo las

mejoras de gobierno corporativo que debían ser incor-

poradas a normas legales de aquellas otras que debían

mantenerse como recomendaciones de buen gobierno

de carácter voluntario, sujetas al principio conocido in-

ternacionalmente como «cumplir o explicar», que son

las que se incorporan a este Código de buen gobierno.

La utilización de códigos de buen gobierno de ca-

rácter voluntario junto con el principio de «cumplir o

explicar» son un sistema útil para lograr parte de los

objetivos del buen gobierno corporativo y es el sistema

seguido de forma consistente tanto en los principales

países de la Unión Europea como en otros países desa-

rrollados, resaltando su flexibilidad en el modo de ser

aplicado y la posibilidad de constituirse en una refe-

rencia de buenas prácticas de gobierno corporativo.

En concordancia con ese principio básico de vo-

luntariedad, el Código de buen gobierno no reitera entre

sus recomendaciones los preceptos legales aplicables.

Por ello, omite recomendaciones que, precisas en otros

países o incluidas en recomendaciones de la Comisión

Europea, no son necesarias en España, al haber queda-

do incorporadas a nuestro ordenamiento jurídico.

De estemodo, la legislación española deja a la libre

decisión de cada sociedad seguir, o no, estas recomenda-

ciones de gobierno corporativo y únicamente exige que,

cuando no las sigan, expliquen los motivos que justifican

su proceder, al objeto de que los accionistas, los inverso-

res y los mercados en general puedan juzgarlos.

Para el buen fin de este sistema, es importante que

las explicaciones facilitadas por las sociedades en relación

con las recomendaciones que no sigan sean adecuadas.

EVALUACIÓN POR EL MERCADO

Corresponderá a los accionistas, a los inversores

y, en general, a los mercados valorar las explicaciones

que las sociedades cotizadas den en relación con el no

seguimiento o el seguimiento parcial de las recomen-

daciones que, en su caso, correspondan. Ello, sin per-

juicio de las competencias y facultades de seguimien­

to atribuidas a la CNMV, en relación con el informe

anual de gobierno corporativo de las sociedades coti-

zadas, por la Ley de Sociedades de Capital y la Orden

ECC/461/2013, de 20 de marzo, a cuyo tenor la CNMV

podrá exigir que se corrijan las omisiones o datos en-

gañosos o erróneos.

B

39

BOLSA

4º TRIMESTRE 2014

INFORMACIÓN

destacada