Table of Contents Table of Contents
Previous Page  48 / 64 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 48 / 64 Next Page
Page Background

E

n los últimos años hemos venido observando

como la negociación en los mercados financieros

ha cambiado. Dos son los eventos que protagoni-

zan dicho cambio. Por un lado, el mayor protagonismo de

la Unión Europea ha provocado una gran cantidad de nue-

va legislación, términos comoMiFID (I y II), MiFIR o EMIR

se han vuelto familiares tanto para los mercados como

para las cámaras de compensación y los operadores. En

este trabajo sin embargo vamos a poner nuestro foco en

el otro gran cambio,

el avance tecnológico.

Durante los últimos diez años la tecnología se ha

convertido en una de las piezas claves en el desarrollo de

los mercados financieros.

La tecnología ha supuesto un cambio en el modo en

el que los inversores introducen sus órdenes, la forma en

el que los mercados las negocian y lo que es más impor-

Durante los últimos diez años la tecnología se ha convertido en una de las piezas cla-

ves en el desarrollo de los mercados financieros. Es evidente que el uso de algoritmos y

máquinas ha venido para quedarse y que el uso masivo de la tecnología en los mercados

financieros es cada vez importante. Un ejemplo paradigmático de este fenómeno se da en

la proliferación de la negociación de alta frecuencia en los mercados de valores (HFT, por

sus siglas en inglés). Aunque con numerosas limitaciones, desde la esfera académica se ha

intentado analizar si los efectos de este último fenómeno son positivos o negativos para

la calidad y la eficiencia de los mercados. En general, los resultados de diferentes trabajos

muestran como la presencia del HFT provoca episodios de aumento de la volatilidad pero

también reduce el coste de liquidez (la horquilla de compra-venta) y mejora la eficiencia

de los precios. A la vista de los hechos y las investigaciones realizadas, más que contun-

dente respecto a posicionarse a favor o en contra del HFT como un todo, lo razonable

parece trabajar para mitigar los posibles efectos negativos de esta operativa y favorecer

aquellos que, sin duda alguna y como muestran los trabajos académicos, son positivos.

Busola Alubankudi

ALUMNI FINANZAS Y CONTABILIDAD. UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID

Mikel Tapia

CATEDRÁTICO DE FINANZAS. UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID

¿Qué sabemos de la negociación

de alta frecuencia?

La literatura académica existente hasta la fecha se muestra dividida pero

parece claro que el desafío es trabajar para favorecer los aspectos positivos

de esta práctica, ya habitual, y reducir los impactos negativos.

innovación y

tecnología

48

4º TRIMESTRE 2014

BOLSA