Table of Contents Table of Contents
Previous Page  26 / 72 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 26 / 72 Next Page
Page Background

E

l Banco de España acaba de publicar su

Informe se- mestral de Estabilidad Financiera correspon- diente a mayo de 2015.

En sus páginas se muestra la

situación actual del riesgo, la rentabilidad y la solven-

cia de las entidades de depósito españolas y, en ciertos

epígrafes, su comparativa con la de sus homólogas en

la zona euro.

En dicho Informe el BdE subraya que el indica-

dor de riesgo sistémico en España (IRS) refleja desde

finales de 2013, y pese a algún repunte de carácter pun-

tual, niveles similares a los que se registraban antes de

2007. A pesar de las fricciones de Grecia, la mayor es-

tabilidad financiera observada en el conjunto es común

a los cuatro mercados contemplados en su análisis: el

mercado monetario, el de deuda pública, el de valores y

el de financiación bancaria.

A través de un modelo denominado CoVaR los

técnicos del BdE cuantifican la contribución de las en-

tidades españolas al riesgo sistémico del conjunto del

área del euro. El CoVaR de una institución mide el im-

pacto que produciría una situación de estrés en esta

entidad sobre el sistema financiero, definiendo “situa-

ción de estrés” como una caída extrema del valor bur-

sátil de la entidad analizada. Los resultados obtenidos

empleando esta metodología muestran que

la aporta-

ción media de las entidades españolas al riesgo sis-

témico de la zona del euro ha disminuido notable-

Disminuye el riesgo sistémico

de los bancos españoles

mente

desde los máximos observados en torno a 2009

y 2012, situándose en la actualidad en niveles similares

a los registrados antes de la crisis.

Mejoran los resultados en 2014 y la rentabilidad

de los recursos propios

Según el Banco de España las cuentas de las en-

tidades de depósito españolas continuaron mejoran-

do en 2014 hasta alcanzar un resultado consolidado de

14.973 millones de euros (un 33,5% más que en 2013).

Respecto a los recursos propios, la rentabilidad de los

mismos, ROE, se situó en el 6,6 %, incrementándose en

casi un punto y medio porcentual respecto al año ante-

rior (5,2 %). Respecto a estos resultados de 2014 el In-

forme subraya textualmente que “la presión a la baja

Según el Banco de España se sitúa en niveles previos a la crisis de 2007 con un descenso

considerable en su aportación al total de la Eurozona. Además, el BdE dice que la información de

mercado disponible sobre las entidades de depósito españolas cotizadas pone de manifiesto, en

general, la confianza de los inversores en la rentabilidad a medio plazo en las mismas.

Servicio de Estudios

/ BME

26

4º TRIMESTRE 2014

BOLSA

INFORMACIÓN

destacada