Table of Contents Table of Contents
Previous Page  49 / 72 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 49 / 72 Next Page
Page Background

Conforme han ido pasando los años, desde aque-

llos primeros warrants emitidos en 1999, ¿ha cre-

cido el interés del mercado por estos productos?

Así es. De hecho, nuestra cartera de produc-

tos ha ido creciendo conforme a las necesidades y

peticiones de los inversores, desde aquellos prime-

ros momentos en que lo primordial era informar y

formar a todos los miembros del mercado y al pú-

blico sobre estos productos cotizados que llegaban

a España. Había un generalizado desconocimiento

de lo que eran y lo que ofrecían. Aún hoy persiste

parte de esa opacidad para mucha gente.

Tal vez la crisis ha contribuido a frenar la expan-

sión de estos productos, ¿no?

Sin duda. Todos los productos de inversión

han pasado unos años poco propicios al crecimien-

to. Lo que es seguro es que desde hace unos 18 meses

la tendencia se ha invertido favorablemente. En lo

que va de año, la negociación en nuestros productos

cotizados ha crecido más de un 60%. Este enérgico

repunte que se debe fundamentalmente a la mejora

de la situación económica y a la búsqueda de opcio-

nes de rentabilidad más atractiva en unos mercados

de renta fija tradicionales que ofrecen unos tími-

dos rendimientos a consecuencia del clima de tipos

cero fomentado por los bancos centrales. En el caso

español, la reciente reforma fiscal y el fuerte rebo-

te acumulado por las acciones puras, abre ahora las

miras de muchos inversores hacia nueva operativa

y una mayor diversificación de carteras.

¿Qué puntos diferenciales marcaría de estos pro-

ductos cotizados frente a la inversión directa en

acciones?

En primer lugar, se trata en muchos casos de

productos con cierto apalancamiento. La aparen-

te superación de la fase aguda de crisis económica

invita a los inversores a retomar poco a poco, con

cautela, operaciones apalancadas en alternativas

con posibles rentabilidades atractivas.

Igualmente, se da el caso de que para muchos

inversores es difícil determinar cuál será el com-

portamiento de un determinado activo, pero no tie-

nen problema al vaticinar qué es lo que ellos creen

que seguro que no ocurrirá. Para este perfil, están

especialmente indicados los ‘Bonus’, que permiten

obtener atractivas rentabilidades en mercados la-

terales.

Y, antes ha mencionado la diversificación...…

Cierto. La posibilidad de acceder mediante

esta forma de inversión a índices internacionales,

cotizadas de varios mercados europeos y estadou-

nidenses e incluso divisas y materias primas pone

al alcance de cualquier inversor oportunidades de

otra forma inasumibles por costes o complejidad

operativas. He aquí una señal más de que los pro-

ductos cotizados están pensados para el inversor

minorista, ya que el institucional invierte en estos

activos a través de otros mecanismos más comple-

jos y, a menudo, fuera del mercado regulado.

Es decir, los productos cotizados cubren un

espectro amplio de expectativas y tipos de inver-

sor. Este es un factor de diferencia claro frente a “la

acción”, en general, como activo de inversión.

Y los costes operativos, ¿cómo son?

El mercado español cuenta con unos costes

muy competitivos. Es así que al inversor particular

no se le aplica otra comisión por operar con estos

productos cotizados en Bolsa española que la de in-

termediación en mercado doméstico. Esto es, que

tiene el mismo coste que el de operar en acciones.

49

BOLSA

1

ER

TRIMESTRE 2015

entrevista