Table of Contents Table of Contents
Previous Page  52 / 72 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 52 / 72 Next Page
Page Background

H

ace bastantes años, en un bar donde solía-

mos tomar café, tenían un cartel colgado que

decía “Duros a 4 pesetas”. El truco estaba en

que eran huevos duros. Te los servían con el desayuno.

Esta anécdota le viene a uno la cabeza al pasar

por el aeropuerto y leer el reclamo en grandes letras

que dice “NO COMMISSION” en las agencias de cambio

de divisas. Con frecuencia los servicios que se anun-

cian gratis terminan siendo carísimos, y el cambio de

divisas no es una excepción: si uno se detiene a mirar

los precios de compra y venta del dólar/euro por ejem-

plo, comprobará que la horquilla (diferencial entre el

precio de venta y de compra) ¡¡roza el 30%!! (datos del

11 de marzo en la T4 de Barajas, precio de compra/ven-

ta del dólar/euro 0.92 – 1.24 respectivamente). Nada

menos que 3.000 puntos básicos, en unidades más

propias del negocio bursátil. El viajero que realice la

transacción de ida y vuelta (cambiar a su regreso los

dólares que le sobran por euros) verá que le devuelven

un 30%menos. Eso sí, en el ticket que le entrega el de-

pendiente figurará “Gastos transacción = 0”.

Este truco de ocultar unos costes implícitos des-

orbitados (abriendo la horquilla) con costes explícitos

nulos o casi nulos (comisiones) también se da a veces en

Dentro de poco tiempo en el ámbito de la operativa de los mercados de valores las siglas TCA

van a convertirse en habituales. Se trata del acrónimo de Transaction Cost Analysis, una for-

ma de cuantificar el coste de ejecución de las órdenes. La regulación europea parece orientarse

a que las Empresas de Servicios de Inversión (ESIs) deban informar de este dato en el futuro.

Sin embargo, en un entorno tan fragmentado y abierto de participantes y plataformas de

negociación, este cálculo no va a ser sencillo. Serán necesarias aplicaciones que combinen

velocidad y capacidad de proceso para atender a los requerimientos regulatorios o, en su caso,

para utilizar el dato como argumento diferencial frente a la competencia. El reloj parece correr

ya en contra de aquellos profesionales que no contemplen este cálculo entre sus planes de

adaptación a los incesantes cambios del marco normativo que se están produciendo. Visual

Trader, la compañía de innovación y valor añadido en acceso a mercados de BME, ofrecerá

dentro de poco un servicio de cálculo del TCA que resuelve adecuadamente esta necesidad.

José Parga y Ramón Enríquez

VISUAL TRADER, BME

Análisis del coste de ejecución

de órdenes en los mercados

Visual Trader lanzará en los próximos meses un servicio de TCA

Accede a la versión en inglés de este artículo Ver web

innovación y

tecnología

52

1º TRIMESTRE 2015

BOLSA